Ricardo Lezón

Biografía

Ricardo Lezón -cantante y compositor de la banda McEnroe-, y Jaime Limousin -ex guitarrista de Joe La Reina y actualmente teclista en McEnroe-, comenzaron a trabajar en las canciones que componen «Azkorri» durante la gira del disco «Esperanza» de Ricardo Lezón publicado a finales de 2017.

Ricardo reside en Getxo y Jaime en San Sebastián. «Azkorri» se grabó en casa durante la pandemia, de tal forma que mucho del trabajo ha sido por vía email o telefónica, enviándose y reenviándose correos y audios. Sostenidos por la tecnología, la parte humana ha seguido siendo sin embargo el núcleo. Cuando las circunstancias lo permitieron, se reunían para darle forma a «Azkorri», su debut en largo en este formato de dúo, Lezón & Limousin.

«Azkorri» es un disco en cierta manera conceptual, trata de atrapar en su parte lírica momentos y recuerdos ligados a esta zona de Getxo, aún verde y rural, el último vestigio de lo que fue el Getxo de antes del cemento. Su infancia. Aquí aún se juntan los bosques, las campas, los acantilados y el mar. Nada los separa.

Musicalmente explora nuevos caminos; Jaime a los mandos busca la mezcla entre la electrónica delicada y lo analógico. Guitarras antigüas, sintetizadores, baterías y cajas de ritmos para crear nuevos paisajes en canciones clásicas. Se ha grabado en casa, excepto algunas baterías, por Edu Guzmán. El disco ha sido mezclado por Miguel Otero en su estudio Nada Nuevo Grabaciones en San Fernando (Cádiz). También incluye una canción mezclada por Brian Hunt y otra por Raúl Pérez. La masterización ha recaído en Ángel Medina y el videoclip que acompaña al adelanto «Ana y el Drago» es obra de Ángel Pastrana.

ANA Y EL DRAGO

Ana y el Drago es un pequeño poema inspirado en la felicidad de encontrarte con alguien que te ilumine. Se escribió en el Jardin Botánico de Icod de los Vinos, frente al Drago milenario y de ahí viajó hasta Azkorri para ser grabada en casa de Ricardo por Jaime Limousin, mezclada por Miguel Otero en Nada Nuevo Grabaciones y llevada a imágenes por Angel Pastrana.

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies. Echa un vistazo a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies